El pasado miércoles, 9 de Noviembre, tras ser inspeccionada la imagen por el escultor e imaginero D. Antonio Bernal Redondo, se detectaron holguras en los anclajes de la imagen del Señor a la peana. Por este motivo se trasladó al taller del citado escultor para su correcta fijación. En breve será repuesta al culto la imagen de N.P. Jesús de la Sangre una vez finalizada la intervención de carácter menor, toda vez que se ha constatado el buen estado general de la talla.

Compartir