Emilio León trabaja en la obra, diseñada por Rafael de Rueda, que irá en color bronce.

Se trata de un diseño de Rafael de Rueda que enmarca el respiradero entre dos cenefas de orfebrería, ambas de igual tamaño y dibujo y con carácter simétrico. Entre ambas se sitúa un paño cincelado que además de la función ornamental cumplirá la labor de permitir la ventilación al interior del paso para los costaleros. Esta pieza se asentará sobre un fondo de terciopelo de color oscuro y se irá repitiendo a lo largo del frontal, la trasera y los costeros. La orfebrería tendrá el color de bronce característico del paso desde hace unos años, cuando la cofradía asumió una nueva estética que ha sido del agrado de sus hermanos. En la parte superior figurarán inscripciones con las que se irá componiendo una oración para la Virgen María.

Los respiraderos sustituirán a los actuales, estrenados hace una década, y que tienen un carácter más provisional, con pequeños paños de malla para permitir la ventilación en el interior, y con cuatro pinturas, una en cada lado. La idea incorpora también el añadido de bordados en las esquinas, según precisó el hermano mayor. Los respiraderos que ya se están realizando forman parte del proyecto de mejora creado por Rafael de Rueda para el paso de María Santísima en su Soledad, y que comenzó a ver la luz en la Semana Santa de 2005.
En la misma línea
Siguen la línea de los originales candelabros arbóreos y faroles que se fueron incorporando en años siguientes al paso que había comenzado Manuel Guzmán Bejarano, y que se caracterizan por su eclecticismo y por apostar por formas en ocasiones poco vistas en la Semana Santa.
El mismo autor proyectó la corona que se impuso a María Santísima en su Soledad en la Cuaresma de 2008, realizada en plata y también en tono oro viejo en consonancia con el resto de la orfebrería, presente también en el juego de ciriales que anteceden a la titular.
El proyecto original todavía contempla muchas más innovaciones, siempre con la misma línea y con el mismo tono en bronce, que la cofradía irá asumiendo poco a poco. Entre ellas están la creación de una peana para María Santísima en su Soledad, el enriquecimiento de la canastilla con ornamentación y cartelas y, a mucho más largo plazo, el bordado de los faldones completos.
Compartir