Una Misa en latín cerrará los “Días en la Diócesis”, cuyo coste es de 194.400 euros.

Foto: Roldán Serrano.

Jesús Sacramentado, protagonista de la Vigilia que el Lunes de madrugada se celebrará en El Fontanar, se expondrá en el mejor altar que la ciudad le brinda una vez al año, la Custodia de la Catedral en la que procesiona en la solemnidad del Corpus Christi y que de manera extraordinaria se trasladará hasta el recinto. Así lo anunció ayer el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, durante la presentación de los “Días en la Diócesis” (DeD) junto al alcalde, José Antonio Nieto, y el Delegado Diocesano de Juventud, Pablo Garzón.

La Custodia, obra de Enrique de Arfe de estilo gótico del siglo XVI y enriquecida posteriormente con peana barroca de Damián de Castro, es una de las mejores de España, según recordó el prelado, y se guarda en el Tesoro de la Catedral, desde donde saldrá rodeada de fuertes medidas de seguridad que garanticen su perfecta conservación. Con la presencia de la Custodia pretende el Obispado mostrar a los peregrinos de todo el mundo el “rico patrimonio histórico y de fe” de la ciudad.
La adoración al Santísimo Sacrameto será el acto central de la Vigilia Diocesana internacional. Comenzará a las 22:30 h. con un concierto del pontanés Jesús Cabello, a las 23:30 h. seguirá una representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo a través de gestos, música y baile por parte de un grupo de teatro de Montilla, y a continuación será la Vigilia Eucarística. El acto contará también con testimonios de jóvenes de Irak, Corea y Grecia que hablarán de su experiencia de fe en sus países.
Los miles de jóvenes que asistirán a esta Vigilia dormirán esa noche en el estadio. A las 08:00 horas, comenzará la Misa de Envío de peregrinos a la JMJ en Madrid para encontrarse con el Papa Benedicto XVI. Esta misa será en latín, aunque las lecturas serán en español, inglés y francés, y las preces en todas las lenguas que se darán cita en el estadio.
En el altar oficiará la ceremonia el Obispo de Córdoba, concelebrando seis obispos y cientos de sacerdotes de distintos lugares del mundo que vendrán a Córdoba acompañando a los peregrinos. El Obispado espera repartir más de 5.000 comuniones ya que a este acto asisten también los cordobeses que viajarán a Madrid.
La Diócesis culminará de esta forma la acogida que comenzará el Jueves. El presupuesto del evento y de los traslados a la capital de España asciende a 194.418,87 euros, de los que la mayor parte corresponde a las inscripciones en la JMJ (133.050 euros); en transporte y manutención de peregrinos se gastará 22.410 euros; 23.000 en asistencia sanitaria, seguridad, limpieza y servicios técnicos para los actos; 8.000 euros en publicidad y 7.890 euros de donativo al Tercer Mundo. Estas cantidades serán sufragadas principalmente por los peregrinos, que pagan 153.700 euros; aunque contarán con aportación de 20.000 euros del Obispado, 27.300 del Ayuntamiento y 6.000 de particulares y empresas.
El Obispo se refirió ayer al carácter festivo pero también de oración de este encuentro juvenil en el que los participantes darán un mensaje de esperanza. Por su parte, el alcalde puso el acento en la proyección internacional de Córdoba. El Ayuntamiento prestará apoyo técnico y logístico para facilitar la estancia a los jóvenes (789 estarán en la capital y 1.337 en la provincia aunque vendrán para algunos actos). De esta manera, habrá más de 1.000 trabajadores municipales involucrados, para dar una buena imagen de Córdoba.
San Juan de Ávila viajará a Madrid
El cuerpo de San Juan de Ávila, que se venera en Montilla, será trasladado a Madrid, pues es el patrono de la JMJ. El Papa Benedicto XVI estará ante las reliquias del santo en la Catedral de la Almudena en un acto con 6.000 seminaristas y la Conferencia Episcopal Española. El resto del tiempo, el santo, que será proclamado próximamente Doctor de la Iglesia, permanecerá en la Catedral Castrense, donde sacerdotes cordobeses darán a conocer la figura de San Juan de Ávila. Además, el santo cordobés estará presente en la cadena de oración de los seminaristas españoles en el Seminario San Dámaso mediante la reliquia de su corazón. En torno al santo viajará a Madrid un grupo de montillanos.
“France Télévisions” emitirá para todo el mundo
El alcalde de Córdoba se felicitó por la presencia en Córdoba para retransmitir información e incluso actos puntuales de “France Télévisions”, la televisión pública francesa que a través de sus cinco canales internacionales “France 2”, “France 3”, “France 4”, “France 5” y “France O-RFO”, lo que supone una audiencia potencial de 200 millones de personas, eso sí, suponiendo que todos los habitantes del mundo de habla francesa estén mirando a la misma hora las noticias sobre la JMJ en Córdoba por el canal internacional. En todo caso, Nieto recordó el impacto que tiene este interés de la televisión francesa. Por cierto, de Francia llegarán 602 peregrinos a Córdoba, el mayor grupo de los 4.300 que vendrán.

Los cofrades, también en Madrid
Los jóvenes cofrades también esperaban, como dice el lema para la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), y basta recordar su amplia participación en todas las actividades preparatorias, tales como la misión juvenil celebrada en Diciembre, la procesión de la Inmaculada o el Vía Lucis de las cofradías alrededor de la Cruz de los Jóvenes.

Una espera que finaliza y que llegará a Madrid con los sones de la Semana Santa cordobesa, notas que ofrecerán al Papa Benedicto XVI la Banda de Cornetas y Tambores “Nuestra Señora de la Salud”, ya que la formación musical del Naranjo participará en la Vigilia con el Santo Padre que tendrá lugar el 20 de Agosto, en Cuatro Vientos (Madrid).

Los 80 músicos que se trasladarán a Madrid interpretarán las marchas procesionales “Santa María”, de Jorge Aguila – Isaac Gómez, y “Presentación”, de Francisco J. Martínez Pérez. Según fuentes de la formación musical, tras la Vigilia, tocarán de nuevo para el Santo Padre en un punto del recorrido del papamóvil aún por determinar, donde interpretarán las marchas propias “Madre”, de Raúl Rodríguez, “Atardecer en el Barrio”, de Francisco Camacho Roldan, y “En un Puente de Azahares”, de Sergio Larrinaga Soler.

En cuanto a la participación de jóvenes cofrades cordobeses Antonio Santiago, Vocal de Juventud de la Agrupación de Cofradías de Córdoba, estima que estarán “casi un centenar de jóvenes cofrades” repartidos en distintos grupos diocesanos: colegios, parroquias, etc. El Vocal de Juventud de la Agrupación cordobesa manifiesta “su satisfacción por la participación”, no solo en este importante acto, “sino en todos los que lo han precedido”.

Según señalan distintos Grupos Jóvenes de la ciudad, a este centenar de jóvenes cofrades se “podían haber unido muchos más”, que han desistido por el coste del viaje, que asciende a unos 280 euros, cantidad que ni ellos ni sus cofradías han podido reunir. Si bien algunos de estos indican que asistirán de forma individual a los días centrales de la JMJ.

Estos jóvenes llevarán la ilusión de la Córdoba cofrade ante el Papa, tanto ellos como con la banda del Naranjo se representará la Semana Santa cordobesa, ya que ningún paso de la misma estará presente. En un principio la organización barajó la presencia en el Vía Crucis del grupo escultórico de Nuestra Señora de las Angustias, obra cumbre del imaginero Juan de Mesa, una imagen que el propio Juan José Asenjo, por entonces Administrador Apostólico de la Diócesis cordobesa, ofreció a la organización. El plan, pese a que fue muy bien acogido por el mundo cofrade, fue perdiendo fuerza al contar con una misma iconografía procedente de Valladolid, en concreto la Virgen de la Piedad de Gregorio Fernández, la misma que finalmente ocupará la décimo tercera estación del Vía Crucis.

J.P., Juan M. Niza y Francisco Mellado.

Compartir