El centro facilita uno de sus patios para la instalación de unos toldos para refugiar los pasos si hay lluvia.
La Agrupación de Hermandades y Cofradías ha querido mostrar su agradecimiento al Instituto Góngora por sus más de dos décadas de colaboración con la Semana Santa de Córdoba. En concreto, esta ayuda se materializa cada año con la cesión del patio recayente a la calle Diego de León, donde se instalan unos toldos que sirven de refugio a las hermandades en caso de inclemencia meteorológica.
El colectivo cofrade reconoce el gran servicio que el Góngora presta a esta celebración, puesto que son prácticamente inexistentes los lugares, como es el caso de las pistas deportivas de este centro docente, donde los pasos pueden guarecerse en caso de precipitaciones.
Esta colaboración, que se materializa anualmente a través del acuerdo del claustro del instituto, cuenta con una antigüedad de más de 20 años y en más de una ocasión ha sido fundamental para evitar daños, en algunos casos irreparables, en el patrimonio artístico de las hermandades, ya que el refugio allí previsto ha sido decisivo.
En esta semana comenzará el montaje de la estructura metálica, que se recubrirá de un toldo y que estará lista para cuando el Domingo de Ramos pase la primera procesión por la plaza de las Tendillas.
El Góngora es una de las instituciones docentes decanas de la provincia. Como instituto cuenta con más de 160 años de historia y siempre ha estado muy vinculado a las manifestaciones culturales y sociales de todo tipo de la ciudad. En este sentido nunca ha obstaculizado su colaboración con la Agrupación de Cofradías y ahora ésta lo pone de manifiesto públicamente para demostrarlo, saliendo al paso de comentarios vertidos por personas ajenas a ambas instituciones.
J. C.

Fuente: El Día de Córdoba.

Compartir