Realizado por José Luis Guerra, el bordado en hilo de oro se inspira en el retablo del Señor en la Trinidad

 

La hermandad del Via Crucis del Santo Cristo de la Salud incorporará a su procesión un estandarte con la imagen del Crucificado que es titular de la hermandad bordada en sedas en una cartela central y motivos vegetales bordados en oro. El mástil será sencillo, de madera.
La idea original de Rafael Mariscal y supervisada por Eduardo Heredia ha sido plasmada en el papel por José Luis Guerra, cuyo taller está acabando el trabajo sobre terciopelo negro, como el resto de los enseres del Via Crucis, que colocará el estandarte en el último tramo del cortejo.
El estandarte está inspirado en los guiones procesionales antiguos y es de grandes dimensiones. La decoración que llevará bordada tiene como base el retablo en el que recibe culto todo el año el Cristo de la Salud en la parroquia de San Juan y Todos los Santos, la Trinidad, fechado en 1730.
Así, los motivos florales y la hojarasca ocupan, formando una cenefa, los bordes del estandarte, rematado en dos grandes picos. El taller de José Luis Guerra los ha bordado usando variedad de técnicas como la hojilla, el giraspe para las flores, muestra armada, cartulina y cetillo.
Especialmente laboriosa ha sido la realización de la cartela en la que se representa al Cristo de la Salud con gran fidelidad en los rasgos de su cuerpo y de su rostro. Al fondo aparece la ciudad de Jerusalén en tinieblas conforme a lo que narran las Sagradas Escrituras y un cielo «roto», según lo calificó el bordador. Se trata de un óvalo bordado en sedas con variedad de colores en tonos rojos, marrones, rosas, ocres y azules en el que Cristo está crucificado en el Gólgota después de expirar y entregar su alma al Padre Eterno.
El estandarte está rematado por una cornisa que irá en madera tallada y dorada, con la concha de San Juan Bautista, en alusión al titular de la parroquia de la Trinidad. Esta pieza la están ejecutando Hermanos Castillo. No obstante, el Lunes Santo no estará acabada aunque ya se podrá leer la inscripción que llevará en latín a lo largo de la cornisa: «Ecce lignvm crvcis in qvo salvs mvndi pependit. Venite adoremvs» (Esta es la cruz en la que pendió la Salud del mundo. Venid, adoremos).
Por otro lado, la hermandad del Via Crucis informó a sus cofrades de que si alguno está en situación de desempleo, sin cobrar subsidio o cuenta con cargas familiares que le impidan abonar la papeleta de sitio quedará exento de hacerlo si tiene intención de acompañar al Santo Cristo de la Salud.
Fuente de la Noticia : ABC de Córdoba
Compartir