La riqueza artística de la imaginería barroca fue la protagonista de la segunda jornada del Congreso Nacional de Cofradías Penitenciales y Semana Santa celebrado hasta ayer en el Palacio Episcopal. Esta jornada contó con la presencia de seis ponentes que analizaron el panorama de las esculturas procesionales y devocionales más destacables de las distintas comunidades españolas.

El profesor de la Universidad de Valladolid Ramón Pérez de Castro presentó un trabajo sobre Los inicios de la escultura procesional castellana en los focos periféricos, y señaló la influencia de esta escultura castellana que se fundamenta en la obra del artista Gregorio Fernández.

A continuación, el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid Miguel Fernando Gómez abordó Las cofradías penitenciales en La Mancha de los Austrias y explicó el contraste entre el esplendor de las cofradías manchegas urbanas con la situación de la población en el campo, lo que dio lugar a unas imágenes que no incitaban al fervor popular hasta la llegada de Francisco Salzillo.

Precisamente, el profesor de la Universidad de Murcia Manuel Pérez Sánchez presentó un trabajo sobre La configuración estética de la procesión en la región de Murcia, en la que habló de sus antecedentes y se centró en la figura del ya citado Salzillo, el configurador de un nuevo modelo de procesión “decimonónica, moderna y rococó” reflejado por ejemplo en la famosa Sagrada Cena, donde también se reflejan los elementos típicos de la huerta murciana.

Asimismo, la imaginería gaditana ha tenido un hueco en el congreso de la mano del investigador Lorenzo Alonso, quien expuso una ponencia titulada La escultura en el Cádiz barroco, donde no sólo destacó la influencia sevillana por parte de Francisco de Villegas o Jacinto Pimentel, sino que también aportó otros estilos como la escultura genovesa del siglo XVIII.

Dentro de la escultura andaluza, la profesora de la Universidad de Córdoba María Ángeles Raya habló de Los retablos de Jesús Nazareno en la Diócesis de Córdoba, destacando el interés de su devoción por parte de Fernando III el Santo y el beato Álvaro de Córdoba. La representación de Jesús Nazareno caminando hacia el Gólgota se acerca, en su opinión, a los fieles en el contexto de la contrarreforma, y hoy las podemos encontrar en capillas como la de San Simón y San Judas de la Catedral y la iglesia de San Cayetano en Córdoba, o en localidades como La Rambla, Priego, Lucena o Fernán Núñez donde también destacan sus tallas unas veces de autores anónimos y otras de artistas reconocidos como Juan de Mesa y Pablo de Rojas.

Finalmente, José Sánchez, de la Universidad de Sevilla, fue el encargado de cerrar este ciclo de conferencias con una aportación sobre sus propias reflexiones sobre Las cofradías de la Semana Santa de Sevilla hoy. El ponente se ha basado en la documentación recogida en la prensa.

Tras esta última ponencia, todos los participantes del Congreso se deplazaron hasta la Catedral para participar de una misa presidida por el obispo, Demetrio Fernández, quien recalcó que “es en el cristianismo donde se da el culto a las imágenes porque es la religión del Verbo hecho carne”.

FUENTE: NOTICIA DE PRENSA

Compartir